Microobjetivos

Cuando se construye un sitio web, es para un fin específico. Los visitantes tienen que comprar, enviar un correo electrónico, leer un blog, suscribirse o dar su opinión. Se trata de macroobjetivos. Los microobjetivos se refieren a la ruta que siguen los visitantes en el sitio web hasta que hacen lo que usted quiere que hagan.

Qué son los microobjetivos

Los microobjetivos tienen todo que ver con el comportamiento de los visitantes en el sitio web. A menudo sólo hay una ruta hacia los macroobjetivos. Como hacer clic en un anuncio, abrir una opción del menú o hacer clic al final de un contenido.

Todas esas acciones se denominan microobjetivos. Las acciones que no conducen directamente a los macroobjetivos se denominan acciones secundarias. Basándose en las acciones secundarias, puede sacar conclusiones sobre el interés de los visitantes.

Ejemplos de microobjetivos

Una serie de microobjetivos conducen al objetivo final de su sitio web: la compra de un producto o servicio. Los microobjetivos que deben alcanzarse para ello son: hacer clic en la página de inicio para acceder a la tienda virtual, llegar al producto en la tienda virtual a través de unos pocos pasos, colocar el producto en la cesta de la compra y completar el proceso de compra pagando el producto.

La importancia de los microobjetivos

Si se hace un seguimiento de cómo se alcanzan los microobjetivos, es decir, si cada visitante acaba comprando un producto, se puede averiguar la calidad del sitio web. Si resulta que muchos visitantes abandonan prematuramente, se pueden sacar conclusiones sobre la eficacia del sitio web.

Además, estudiando los microobjetivos, es posible averiguar en qué puntos del sitio las cosas van mal y dónde están las oportunidades perdidas. Si resulta que muchos visitantes se concentran en las acciones secundarias, puede plantearse incluir allí una opción adicional para comprar productos.

El impacto de los microobjetivos

Si el análisis de los macroobjetivos muestra que su sitio web no está funcionando tan bien, el análisis de los microobjetivos es una forma de averiguar qué se puede mejorar. De este modo, las oportunidades perdidas salen a la luz y es posible ajustar los elementos que distraen a los visitantes del objetivo final del sitio.

Mi consejo

Realice análisis periódicos de los microobjetivos para mantener la eficacia del sitio web al máximo nivel.

Senior SEO-specialist

Ralf van Veen

Senior SEO-specialist
Five stars
Obtengo un 5.0 en Google de 75 reseñas

Llevo 10 años trabajando como especialista independiente en SEO para empresas (en los Países Bajos y en el extranjero) que desean posicionarse mejor en Google de forma sostenible. Durante este tiempo, he asesorado a grandes marcas, he puesto en marcha campañas SEO internacionales a gran escala y he formado a equipos de desarrollo globales en el ámbito de la optimización de motores de búsqueda.

Con esta amplia experiencia dentro del SEO, he desarrollado el curso de SEO y he ayudado a cientos de empresas a mejorar su encontrabilidad en Google de forma sostenible y transparente. Para ello puedes consultar mi Cartera, referencias and colaboraciones.

Este artículo fue publicado originalmente el 9 abril 2024. La última actualización de este artículo data del 9 abril 2024. El contenido de esta página fue escrito y aprobado por Ralf van Veen. Más información sobre la creación de mis artículos en mis directrices editoriales.